lunes, 31 de marzo de 2014

Dungeons & Dragons no es rol. (Pathfinder, tampoco.)

Saludos lectores, antes de entrar en materia, me gustaría presentarme como es debido. Mi nombre es David, más conocido por estos lares como TXT o TXTSpake, soy rolero desde hace más de 20 años, y he sido master la mayoría de esos años, ya sea en partidas de mesa o en roles en vivo. He probado infinidad de sistemas, y con esto no quiero que me den una medalla, pero al menos que sepáis, lectores, que más o menos sé de qué hablo (aunque no lo sé todo… ni nunca lo haré).

Dicho esto, comencemos con el que será el primero de un sinfín (lo siento) de artículos que tratarán “cosas de rol”.

Dungeons & Dragons no es rol. (Pathfinder, tampoco)

Ya sé lo que estáis pensado más de uno, “pues bien que empieza este diciendo que sabe de rol y va, y suelta esto”, pero dejadme que os explique en que me baso y si eso, luego, me tiráis piedras. Que Dungeons & Dragons fuera el padre de lo que hoy conocemos como juegos de rol, no se puede discutir, pero al igual que el primer carro de combate que se usó en la Primer Guerra Mundial no se puede comparar en nada a un carro de combate actual, ya que cada uno estaba pensado para un uso, Dungeons & Dragons y cualquier juego de rol actual se parece a un huevo una castaña.

¡Y uno no tiene ni cañon, señores!

Si hacemos una pequeña búsqueda en la definición de “juego de rol” en la Wikipedia, o cogemos uno de nuestros manuales, podremos encontrarla fácilmente. Y es la definición de la Wikepedia la que voy a usar para ilustrar lo que quiero haceros entender de mi contundente título, donde me he permitido resaltar una frase “uno o más jugadores desempeñan un determinado rol, papel o personalidad”, y amigos, aquí es donde Dungeons & Dragons, Pathfinder y demás sucedáneos, falla. El sistema de estos juegos no incentiva la interpretación de los jugadores, no hay puntos de experiencia por interpretar a tu Semi-orco “corto de miras”, o al Paladín que siga el manual del buen Paladín, no, nada, da igual que seas tú mismo en la partida (Juanito haciendo de Juanito con hechizos), como si eres todo lo opuesto a lo que debería ser tu personaje (Semi-orcos líderes de grupo). En estos sistemas lo que importa es el equipo que llevas y los puntos de experiencia que ganas por matar a este o aquel monstruo para poder subir a tu siguiente nivel y… vuelta a empezar. ¿Y a que me suena a mi estos sistemas de juego?, ¡ah, sí!, a los juegos de mesa.

Encuentra las 10 diferencias
(dados también se usan en la imagen de la derecha,  que os veo venir.

Si, lo sé, Dungeons & Dragons en un principio era un sistema pensado para jugar a este tipo de juegos de mesa, pero es que estando ya en el 2014, sigue siendo un sistema para jugar a este tipo de juegos de mesa. Vale, es un sistema más complejo, donde tu personaje puede ir subiendo de niveles y adquiriendo nuevas habilidades, pero volvemos a lo escrito en el párrafo anterior, ¿dónde está la interpretación en todo esto? No la busquéis, está con Wally.

¡No me atrapareis vivo, hijos de puta!

Para finalizar este, mi primer artículo (y espero que no el último), también quisiera resaltar otra característica que nos hace ver que este sistema no está pensado para jugar a rol y sí para juegos de mesa, con posibilidad de continuar, y con algo (muy poco) de interpretación (y depende del Director de juego que se moleste en poner alguna que otra voz diferente para algún que otro Jefe de Final), y es sus historias repetitivas. He jugado con diferentes Directores de juego, unos malos, otros normales y otros buenos, pero todos ellos han contado historias que se repetían una y otra vez, donde sabías que al final te ibas a meter en un Dungeon a matar bichos y recoger tesoros, donde las tramas y giros de guion, en el mejor de los casos, eran simplemente anecdóticas, y donde, jugado un capítulo de una campaña, jugada la campaña entera.

Bienvenido al Día de la Marmota.
(El del bigote ridículo se esta rozando demasiado.) 

En resumen, Dungeons & Dragons y sus diferentes “hijos” son juegos entretenidos, donde puedes vivir aventuras épicas, sin complicarte mucho la vida si eres jugador (otro cantar es cuando eres Director de juego) y que como juego de mesa es "bonito de ver" ya que usas figuras, mapas y sabes que tu personaje podrá subir de nivel y pegar tortas más “guapas”; y os lo dice uno que los juegos de recursos, digo, mesa, no les gusta. 

Falo, no mates mi Semi-Orco, por fa’


"Os voy hacer una partida de D&D que lo vais a flipar"
(Mentira)


En el próximo artículo: “Apocalypse World, tampoco es un juego de rol”.



3 comentarios:

  1. Claramente no tenes la menor idea de lo que estas hablando.... Yo juego Rol desde hace 15 años y una de las cosas mas importante que destaco es el roleo de cada pj. Actualmente dirijo dos mesas en el mundo de Forgotten de D&D y puedo decirte que a veces pasamos mas de dos veladas sin desenvainar un arma,k eso es rol. No tiene la culpa el juego sino quien lo juega.....
    En mis mesas no uso mapa, y de tablero uso uno tipo pizarra blanca cuadriculada que hice con mis propias manos para usar unicamente en las situaciones de combate, el resto es narrativa y roleo.
    Yo doy mucha XP por como rolea cada uno su pj, porque mis jugadores deben dejar su personalidad de lado y actuar. Si tenes un semi orco actua como él.... de hecho uno de los semi orcos no sabe decir mas de cinco palabras entre gruñidos y así lo interpreta continuamente el jugador. ESO ES ROLEAR

    ResponderEliminar
  2. la cuestion es que los manuales son guias subjetivas que te plantean las reglas para solventar problemas y resolver conflictos pero las normas las pone el cm, asi que la experiencia de jeugo y demas van dadas por el master
    si es un master y jugadores que no se preocupan por rolear van a ir a matar monstruos y nada mas
    yo he jugado campañas de tipo politico en ciudades tipo medieval usando el sistema de AD&D donde no llegabamos a matar ni un solo bicho y toda la experiencia era por interpretacion
    las reglas en los juegos de rol estan destinadas a resover las situcaciones que se requieran lo demas depende de un buen master.

    ResponderEliminar
  3. Claro que no es rol, campeón. Rol es lo que tú digas que es rol. No me lo digas, eres colega de John Wick. Alabados sean los roleros de verdad que nos ilustran y nos dicen a los demás (ignorantes) a lo que de verdad estamos jugando y como coño tenemos que hacerlo para ser puros de verdad.....

    Como dices que llevas mucho en esto no sé si sabrás que D&D (el primero) y AD&D (en España el de editorial Zinco) por ejemplo no utilizaban miniaturas, ni cuadrículas, ni nada de eso. Fijaté tú, sólo una hoja de personaje, lápiz, papel y poliedros de diferentes caras para resolver tiradas. Así que eran tan bonitos de ver en mesa como Fate por ejemplo (bueno menos porque en Fate se usan sólo un tipo de dados).
    Si a lo que te refieres en que no son rol por su mecánica de niveles y clases (reducida así como lo haces casi al absurdo) tampoco es rol ni Rolemaster, ni Merp por ejemplo.

    Lo que hay que leer madre mía.

    ResponderEliminar